miércoles, 9 de septiembre de 2009

Las Pésimas y el juego con las expectativas

Francisca Sazie nos sorprende con su nueva creación Las Pésimas, pues esta vez la propuesta se sustenta en el lenguaje escénico de lo musical (un concierto). La obra trabaja sobre la ficción del rock y sus secretos y en ese contexto las bailarinas que tantas veces hemos admirado por su destreza, esta vez quiebran la expectativa de la danza, realizando movimientos simples (aunque sugerentes), trasladándose en un espacio reducido y realizando pequeñas coreografías.

El trayecto de las obras de Francisca Sazie: (Zero, T3ercera persona (Intruso), Anatomía de la Felicidad y Asado) ha ido dirigiéndose hacia la experimentación escénica, utilizando cada vez menos estructuras rígidas y movimientos danzados. Sin embargo en Asado (la última obra antes de Las Pésimas) aun había una impronta del cuerpo y una necesidad de construir desde ahí. Lo que ha sido abandonado en esta nueva creación.

En Las Pésimas nos enfrentamos a un concierto de rock "pésimo", pues las voces de Sazie y Vicuña resultan desafinadas, ininteligibles y bajas. La pregunta que nos ronda todo el tiempo es si hay una intención irónica o de burla, o bien un intento (trunco) por desafiar lo pésimo, con la franca intención de que "la banda" cante y toque para aportar a la veracidad de la ficción.

Los King Kong del Ritmo (¿por qué ese nombre, que no va con el glamour de la propuesta?), en cambio se notan más avezados, con una música interesante y aportando un soporte escénico indispensable para la obra. Muy bien el liderazgo de José Miguel Candela, bien las interpretaciones de Francisco Albornoz, Diego Noguera y Pato Pinto (un hallazgo por su voz en la interpretación de la cumbia y en la canción final, donde entrega ironía y frescura al espectáculo) y fantástica Annie Murath, quien a pesar de haber entrado inicialmete como profesora de canto al proyecto y ser la más invisible de la obra en su difusión, cumple un rol determinante en la puesta en escena, pues es ella quien genera la tensión que permite proyectar al público la idea de ficción y la crítica implícita a la deshumanización del arte y los artistas.

Aplaudo la valentía de estas artistas por aventurarse en un área distinta y por haber concebido un extraño espectáculo, el que sugiere cosas muy interesantes, pero al que también le falta mayor madurez. Me encantaría que estuviéramos más acostumbrados a estos experimentos/atrevimientos, pues en la medida que existan también se va innovando y generando nuevos discursos.

¡Good save The Worst Girls!

Ficha técnica

www.laspesimas.cl

http://www.myspace.com/laspesimas





No hay comentarios:

Publicar un comentario

síguenos en facebook

síguenos en twitter